El amigo de mi hermano ~ Capítulo 3

El amigo de mi hermano 
_ Y quién más haría esto? – cuestioné saliendo por la ventana para descender por el árbol que lucía aún mas viejo – Cierra esa boca – indiqué al asombro de Anna que parecía no desvanecerse.
_ Tanto tiempo, Rose! – exclamó ella abalanzándose a mis brazos. Debo confesar que esperaba una bienvenida de esa magnitud por parte de mi hermano pero, para compensar ello, tenía a mis amigas – Tengo tantas cosas por contarte! Ni siquiera te imaginas! Tienes novio? Por qué te hiciste eso en el cabello? – preguntaba como una artillería observando cada parte de mi fisonomía.
_ Ya! – grité riendo – Respira por favor – ironicé abrazándola una vez mas para luego separarnos – Antes de iniciar la larga charla, me harías un gran favor? Ansío ver a Silvia, me acompañas?
_ Claro que sí – contestó Anna algo extrañada – Por qué tantos modales? A quién intentas sorprender? – se burló a lo que yo atiné a sonreír avergonzada pues ahora me tocaba quitar aquellas frases tan “sofisticadas” que mi tía había implantado en mí.
_ Si tuvieras la camiseta con el logo de “Yo amo a Johnny” diría que eres Rose – señaló Silvia al abrir la puerta de su casa con una gran sonrisa en los labios.
_ Eso es muy gracioso – contesté – Que alegría escuchar por fin el inglés en tus labios – agregué de manera sarcástica. No tardamos mucho en terminar abrazándonos y mucho menos en entrar a la casa de ella aprovechando que sus padres trabajaban a esa hora. Teníamos la tarde solo para nosotras, para conocernos por segunda vez puesto que luego de seis años no éramos las mismas personas. Conversamos sin parar y si alguna vez detuvimos las palabras fue para reír o suspirar por un recuerdo. Hubiéramos continuado de no ser por la oscuridad que ingresó por la ventana de la habitación de Silvia, en aquel momento optamos por regresar a mi casa, quizás mi madre ya habría llegado tomando en cuenta la hora pero, cuando crucé la puerta de esta solo me encontré con el mismo grupo de chicos, en esta ocasión, descansando sobre el sofá que había regresado a su sitio habitual en la sala.
_ En qué momento saliste? – me preguntó Julian desconcertado, observando las escaleras y luego regresando la mirada a mí.
_ No importa, ya regresé – contesté cerrando la puerta que había quedado junto luego de que uno de los chicos saliera a comprar unas cervezas.
_ Hola Julian – saludaron en unísono Silvia y Anna para luego sentarse junto al grupo – Que milagro verlos sin compañía – señaló Anna observando a mi hermano.
_ Si te refieres a compañía femenina – dijo uno de los chicos, David era su nombre – Ya llegaron ustedes – indicó mirándonos fijamente. En realidad, solo logré sentir que la mirada del muchacho se posó durante un instante en mí pues estaba mas ocupada buscando a Johnny – Y qué tal Londres?
_ Es magnífico – contesté esbozando una sonrisa a la vez que asentía.
_ Magnificó? – repitieron los chicos observándose entre sí – Tienes que dejar de hablar así o no sobrevivirás – bromeó David.
_ Qué problema hay en su forma de hablar? – preguntó Johnny entrando a la casa acompañada de otro joven de cabello largo – A mí me parece normal – indicó guiñándome un ojo – Traje las cervezas y…ustedes no beben – nos dijo.
_ Recuerdas en dónde he pasado los últimos seis años de mi vida? – bromeé – Además, dudo mucho que un par de cervezas le hagan daño a ellas – indiqué. Silvia y Anna se miraron entre sí con toda la intención de negar la invitación pero su lado “adulto” se los prohibió. Cada quien tomó una lata de cerveza, excepto Johnny que dejó la suya a un lado para empezar a desarrollar una dulce melodía en las cuerdas de su guitarra.
_ Johnny – dije sin saber que con eso empezaba mi crucifixión social – Por qué no me tocas algo? – pregunté sin notar la malicia con la que los demás habían interpretado mis palabras. Inmediatamente las carcajadas se hicieron presentes, otros botaron la espuma de la cerveza por la nariz mientras mi hermano contenía la risa. Todos excepto Johnny quien me miró sonriendo de forma dulce.

1 comentario:

  1. djsajdhsajkdhsaj Me mató eso de "Johnny, me tocas algo?" jajajaja muy buen capítulo!!!!

    ResponderEliminar

Gracias por leer...

Gracias por leer...
Gracias a todas las que toman su tiempo y leen estas historias, de todo corazón. Y a las que colaboran para que este blog siga a flote. Por favor, deja un comentario :)