La última oportunidad ~ Capítulo 14

La última oportunidad 
_ Creo que no fue buen momento para venir – dijo Johnny parándose pero Karen y yo lo tomamos de una mano cada una y lo volvimos a sentar.
_ No te preocupes, ya pasó – dijo Karen mirándolo a punto de babear mientras Johnny miraba el techo.
_ Y a dónde te vas a ir a trabajar? Es lejos? – preguntó Carla. Ella no tenía ni la mas mínima idea de donde vivía Johnny.
_ A Francia – contestamos Johnny y yo en unísono, nos miramos y empezamos a sonreír.
_ Qué?!?!?!?!??! – preguntó Carla parándose del sofá y mirándome fijamente a los ojos – Tú no te puedes ir de aquí – dijo enérgicamente Carla.
_ Ah? – fue lo único que salió de mí. No entendía nada.
_ Vinimos a EE.UU las cuatro, con la idea de estar juntas. No te puedes ir – me dijo Carla molesta.
_ No seas exagerada Carla – le dijo Karen fingiendo una sonrisa pues Johnny miraba a Carla asombrado por lo que decía.
_ No soy exagerada. Simplemente, no se puede ir – dijo Carla cruzando los brazos.
_ Y quién lo impedirá? Tú? – le pregunté parándome frente a ella.
_ Chicas, no es momento de una pelea – dijo Karen poniéndose entre las dos.
_ Pero, Carla verdad? – preguntó Johnny dirigiéndose a Carla y ella asintió – bien…Carla, pueden ir a Francia cuando deseen para visitarla – dijo Johnny tratando de calmar la situación y en ese momento abrieron la puerta del departamento, era Milagros…
_ Me perdí de algo? – preguntó Milagros entrando con la bolsa de comida para la semana y al ver a Johnny soltó todo – Es Johnny Depp? – preguntó mientras se quedaba con la boca abierta y todos asentimos para luego seguir peleando.
_ Pero por qué la pelea? – preguntó Milagros sin dejar de mirar a Johnny. No podía negar que era un hombre muy atractivo.
_ La niña se quiere ir a Francia y dejarnos solas aquí – dijo Carla furiosa y con los brazos cruzados.
_ Me voy porque me salió un trabajo y quiero conocer Francia – dije mirando hacia otro lado.
_ Carla exageró las cosas – dijo Karen tirándose sobre el sofá completamente agotada por la discusión.
_ Pueden ir a visitarla cuando quieran – dijo Johnny.
_ Pero por qué tanta pelea? Ivette solo se va para enseñarle a la hija de Johnny a tocar guitarra, no creo que eso dure toda la vida no? – dijo Milagros confundida.
_ Emmm no, solo un par de meses – dije sacando la cuenta mentalmente.
_ Dependiendo de Lily Rose – dijo Johnny acercándose a Milagros para ayudarle a recoger las cosas.
_ Por qué dices eso? – preguntó Milagros recogiendo con él las cosas y tratando de tocarle una mano casualmente.
_ Porque…depende de la rapidez de mi pequeña para aprender, comprenden? – dijo Johnny sonriendo.
_ Pero me dijiste que ella tenía algo básico – dije confundida.
_ Emm…sí pero, quizás halla que empezar desde cero, quien sabe – dijo Johnny.
Las horas pasaron, nos tranquilizamos y Johnny se quedó para almorzar y Karen aprovechó para sacarse fotos con él.
Al día siguiente fui al café de Pedro para decirle que renunciaba al trabajo por motivos personales y, sorpresivamente, no se opuso. Salí de allí confundida pero lo olvidé con el pasar del día. Milagros y yo salimos de compras, quizás esa era una excusa porque, tan solo dentro de dos días saldría para Francia y no sabría cuando la volvería a ver. Aquella noche Johnny saldría en un vuelo privado a Francia y mandaría por mí al aeropuerto cuando yo llegase. Mientras Johnny volaba, Karen, Mila y yo estábamos en el departamento bebiendo unas cervezas recordando como es que nos hablamos por primera vez, siempre vivimos en la misma cuadra pero nunca nos llevamos bien, todo empezó con la muerte de mi abuelo. Quizás se necesitan momentos dolorosos para saber quienes son tus verdaderas amistades y de que amistades te estuviste perdiendo durante mucho tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por leer...

Gracias por leer...
Gracias a todas las que toman su tiempo y leen estas historias, de todo corazón. Y a las que colaboran para que este blog siga a flote. Por favor, deja un comentario :)