La última oportunidad ~ Capítulo 26

La última oportunidad 
_Bien Ivette, qué pasa con Johnny? – me preguntó parándose frente a mí con los brazos cruzados.
_ No comprendo tu pregunta – dije haciéndome la desentendida y tomando unos platos para llevarlos al lavador tratando de evitar a Bárbara pero ella me siguió.
_ Comprendes muy bien Ivette, las miradas, el evitarse…el que halla entrado a tu habitación por la noche – ni bien terminó de decir eso Bárbara le tapé la boca inmediatamente.
_ No repitas eso nuevamente, has como que no viste nada – le dije.
_ Pero es Johnny! O sea…quieres que Vanessa te mate o algo así? – me dijo casi histérica.
_ No pasó nada comprendes? – le dije algo fastidiada – Y me voy porque tengo que empezar con Lily – Rose – dije saliendo de la cocina dejando a Bárbara confundida con la situación.
Lily – Rose había estado practicando mucho una canción que adoraba Johnny, una de Van Halen, del cual ella ni idea tenía de quien se trataba, solo sabía que le gustaba a su padre. Aquel día a Lily – Rose le salió perfecta la canción, sin mi ayuda. Se emocionó tanto que me pidió que fuese a traer a Johnny para que la escuchara, era tanta la expresión de alegría en su carita que no pude resistirme, le dije que fuera practicando mientras yo iba a buscar a Johnny. Caminaba por el pasillo a punto de bajar a la sala donde se supone Johnny estaba a solas leyendo un periódico hasta que escuché la voz de Tim, me paré de pronto y me arrodillé para que no me viesen…
_ Estas seguro que no te importa? – preguntó Tim frunciendo el ceño.
_ No…ya no…ayer comprobé que es una niña aún, no estoy en edad de andar con juegos – dijo Johnny desganado.
_ Y qué piensas hacer ahora? Estará en esta casa durante unos meses mas – dijo Tim.
_ Evitarla…solo eso, que haga lo que quiera, ya no me importa – dijo parándose a servirse una copa de vino. Al oír eso, no me atreví el acercarme para hablarle, siquiera podía hablar, me sentía mal al haber escuchado aquellas palabras de Johnny. Me paré en dirección a la habitación donde me esperaba…
_ Ya viene papi? – preguntó Lily – Rose emocionada.
_ Em…no linda, mejor baja porque está con Tim…seguro te querrán escuchar los dos.
_ Bien! Vén conmigo – dijo Lily – Rose tomándome de la mano, era imposible resistirse a tan linda sonrisa. Bajé las escaleras con ellas mientras Tim y Johnny nos observaban.
_ Papi! Papi! Escucha…ya aprendí! – decía Lily – Rose emocionada.
_ Sí? Haber linda toca que yo escucho atento – dijo Johnny sentándose frente a mí para oír a Lily – Rose mientras Tim la miraba sonriente. A la vez que la pequeña tocaba, Johnny clavaba su mirada en mí, al igual que yo hacía lo mismo con él, Tim solo se remitía a escuchar a Lily – Rose para no mezclarse en la pelea de miradas que reinaba.
_ Te gustó? – preguntó Lily – Rose saltando sobre Johnny.
_ Sí mi amor, tocas igual que Keith Richards…no, mejor que él! – dijo Johnny riendo mientras Lily – Rose lo miraba extrañada pues no tenía idea de quien era el tal Richards.
_ Bueno, vamos a seguir trabajando linda – le dije a Lily – Rose y ella inmediatamente tomó su guitarra y subió corriendo las escaleras emocionada. Yo haría lo mismo pero…
_ Dónde la pasarás mañana? – me preguntó Tim. Era el día 23 de diciembre. A las 23 horas del día siguiente vendrían Tim, Helena, los padres de Johnny y los de Vanessa a recibir la navidad.
_ Pues no me han invitado a la fiesta – dije sonriendo.
_ No necesitas invitación, sabes que esta es tu casa…– dijo Johnny. Tim volteó a mirarlo y tosió como recordándole algo – tu casa, como también la de Bárbara, Paola y Oscar – terminó de decir Johnny y yo asentí sonriendo.
_ Gracias. Supongo que estaré aquí, no conozco a nadie mas aquí – dije.
_ Que bueno, Claudia también vendrá conmigo, haber si le avisas a Paola – dijo Tim sonriendo.
_ Así lo haré – dije e inmediatamente subí las escaleras. Lo mas rápido posible para no escuchar lo que podrían hablar.
Al día siguiente, la casa era un total alboroto. Johnny y Tim habían salido para comprar los regalos juntos. Vanessa corría por toda la casa como una loca terminando de arreglarla junto a Bárbara mientras Pao y yo jugábamos con Lily – Rose y Jack.

1 comentario:

  1. Y cuando un capitulo nuevo? todos los dias veo si hay uno jajjaja espero que pronto Me encanto el Fanfic :)

    ResponderEliminar

Gracias por leer...

Gracias por leer...
Gracias a todas las que toman su tiempo y leen estas historias, de todo corazón. Y a las que colaboran para que este blog siga a flote. Por favor, deja un comentario :)