La última oportunidad ~ Capítulo 25

La última oportunidad 
_ Ivette! Estás ahí? – preguntó Pao desde afuera golpeteando la puerta de mi habitación. Johnny y yo nos soltamos de golpe y solo buscábamos como dementes un lugar donde esconderlo – Estás durmiendo? – preguntaba Pao.
_ Sí…sí…me estoy..cambiando! – dije mientras Johnny terminaba de meterse debajo de la cama y yo corría a la puerta pero no sin antes tomar aire.
_ Qué hacías eh? – preguntó Paola entrando a mi habitación con una película y palomitas.
_ Eh..no ..no Pao…estoy cansada…- dije caminando tras ella para que saliera.
_ Vamos Ivette! Es tu favorita! Don Juan de Marco – dijo Pao tirándose sobre la cama.
_ Auch! – se quejó Johnny. Y Pao se paró inmediatamente asustada.
_ Auch! Me golpeé el pie con esa mesa…maldita sea! - grité mientras saltaba por el cuarto sobre un pie fingiendo dolor. Paola me miró nada convencida pero obvió el tema.
_ Vemos la película o no? – preguntó Paola entusiasmada.
_ Em, sí, sí pero…traes jugo de naranja por favor? Me muero de sed – le dije con mirada de pena y ella sonrió.
_ Ya vuelvo! –dijo Pao saliendo de mi habitación.
_ Emm…ponle hielo por favor – dije corriendo a mi puerta.
_ Hielo? Pero hace frío Ivette – dijo Pao extrañada.
_ No importa…ponle hielo – le dije. No importaba el que le echara hielo, solo quería ganar tiempo para que Johnny pudiera salir de mi habitación.
_ Hazme recordar que no me esconderé bajo la cama en una próxima ocasión – me dijo Johnny saliendo de la cama mientras se limpiaba la ropa.
_ No había otro lugar donde esconderte Johnny – dije riendo.
_ Entonces recuérdame dejar la ventana abierta para una próxima ocasión – dijo Johnny acercándose a mí con mirada seductora a punto de besarme una vez mas pero yo corrí la cara – Qué pasa? – me preguntó Johnny confundido.
_ Que esto no está bien…tu esposa te espera arriba – dije caminando hacia mi cama. El silencio invadió la habitación durante un par de segundos.
_ Eso es lo que quieres? Que vaya con…Vanessa? – me preguntó Johnny mirando la puerta de la habitación con el tono de voz completamente desganado.
_ … - Quedé callada durante un par de segundos hasta que…-Sí, me parece lo adecuado – dije en contra de mi voluntad, como si las palabras hubieran brotado por inercia. Después de aquello Johnny no dijo algo, solo salió de mi habitación sin mirarme. Un par de segundos después llegó Pao…
_ Aquí está tu jugo – me dijo Paola sonriendo cuando notó que lloraba – Qué pasa Ivette? Qué tienes? – me preguntó Paola dejando el jugo a un lado para sentarse a mi lado.
_ Nada Paola, quiero estar sola por favor – le dije sin levantar la mirada. Paola se levantó y salió de mi habitación no sin antes cerrar la puerta. Yo no entendía por qué le había dicho eso, evitaba pensar en ello pero me resultaba imposible, aquel beso había despertado tantas cosas en mí, cosas que debía de callar después de la tontería que le dije a Johnny. A la mañana siguiente, desperté avergonzada de tan solo pensar que tendría que ver a Johnny. Durante el desayuno no hablamos, él se dirigía a todos excepto a mí, aunque bueno, la única vez que me habló fue para : me pasas la mermelada? Mientras yo moría por dentro. Ambos nos mirábamos de reojo y cuando por casualidad las cruzábamos, volteábamos a mirar a otro lado rápidamente. Al terminar, le ayudé a las chicas a recoger todo y en la cocina, Bárbara se me acercó de pronto…
_Bien Ivette, qué pasa con Johnny? – me preguntó parándose frente a mí con los brazos cruzados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por leer...

Gracias por leer...
Gracias a todas las que toman su tiempo y leen estas historias, de todo corazón. Y a las que colaboran para que este blog siga a flote. Por favor, deja un comentario :)