La última oportunidad ~ Capítulo 30

La última oportunidad 
_ Qué sucede aquí? – preguntó Betty Sue bajando las escaleras mientras observaba mi maleta en el hombro y a Vanessa con expresión de rabia.
_ Que Ivette tiene que regresar urgente a su país, un familiar de pronto…-decía Vanessa hasta que yo le quité el dinero de las manos cansada por tantas mentiras que salían de ella.
_ Adiós – le dije fríamente a Vanessa – Gusto de conocerla Betty Sue – dije volteando para verla y sonreírle por última vez.
_ Déjame acompañarte – dijo Betty Sue bajando las escaleras y aunque Vanessa trató de impedirle el que fuera tras de mí, Betty Sue me siguió y llamó a Oscar.
_ Oscar, llévanos a la señorita y a mí a tomar un café – dijo Betty Sue guiñándole un ojo a Oscar y este sonrió mientras nos abría la puerta del auto.
_ No me parece lo indicado – dije.
_ Tengo mas experiencia que tú y sé que es indicado – me dijo sonriendo – Además tendrás mucho de que hablar con mi hijo – agregó Betty Sue y yo volteé a verla de un solo golpe.
_ Vamos a ver a Johnny? – pregunté alertada.
_ Claro. Crees que puedes irte luego de lo que sucedió entre ustedes? Por supuesto que no – dijo Betty Sue mientras colocaba su mano sobre la mía en señal de apoyo y yo solo atinaba a sonreír nerviosamente.
_ Espéranos aquí – le dijo Betty Sue a Oscar y este asintió. Bajamos del auto, cruzamos la calle y allí estaba Johnny, con una taza de café humeando frente a él mientras el cigarrillo permanecía aún prendido en la mesa y Johnny tan solo estaba con la mirada perdida – Johnny! – dijo Betty Sue despertándolo y Johnny al verme se paró rápidamente.
_ Qué hacen aquí? – preguntó con una mezcla entre alegría y confusión.
_ Viene a despedirse de ti. Yo voy por un café y estaré en una mesa de adentro, los dejo – dijo Betty Sue mientras entraba al local.
_ Te vas? – preguntó Johnny confundido.
_ Tu mujer me echó de la casa. Se canceló las clases de guitarra y se canceló esto también – dije haciendo referencia a los dos.
_ A qué te refieres? – preguntó Johnny sin querer entender lo que trataba de decirle.
_ Que nada está bien Johnny. No quiero dañar a los pequeños, no quiero dañarme a mí, no quiero que Vanessa te ocasione problemas, lo mejor será que me vaya – dije evitando mirarlo.
_ Eso es lo que realmente quieres? – me preguntó Johnny y yo asentí – Entonces no te importó nada de lo que sucedió anoche – me preguntó.
_ Claro que sí – contesté ofendida.
_ Entonces no comprendo por que te marchas – me dijo Johnny sentándose en la silla.
_ Ya te di mis motivos, no los escuchaste? – pregunté con ironía.
_ Solo escuché excusas, no motivos – me dijo levantando la mirada.
_ Tómalo como quieras – fue lo único que dije sin notar que mis palabras solo dañaban mas el momento.
_ Entonces no tengo nada más que decir. Adiós y cuídate – me dijo antes de tomar un sorbo de café. Y cuando él levantó la vista, ya no me encontró parada frente a él. Tomé un taxi para el aeropuerto…tan solo quería regresar y olvidar todo lo sucedido, quería estar con mis amigas sin contarles nada pues sabría lo que me diría cada una de ellas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por leer...

Gracias por leer...
Gracias a todas las que toman su tiempo y leen estas historias, de todo corazón. Y a las que colaboran para que este blog siga a flote. Por favor, deja un comentario :)