Amor sin edad ~ Capítulo 14

Amor sin edad 
_ Si quieres ir con la pequeña no tienes que poner tantas excusas – fue lo último que dijo Sabrina antes de salir furiosa de la casa de Johnny, no sin intentar azotar la puerta, sin éxito alguno pues Johnny la detuvo y así Ivette no se daba cuenta de su presencia. Esperó a que Sabrina se fuera en su auto y luego se dirigió a Ivette que permanecía sentada en el mismo lugar.
_ Estas bien? – preguntó él sentándose al lado de Ivette que volteó rápidamente hacia otro lado a secarse el par de lágrimas que rodaban en su rostro.
_ Si, claro – contestó ella fingiendo una sonrisa pero, no podía engañar a Johnny, la voz quebrantada era imposible de disimular.
_ No trates de disimular conmigo – le dijo Johnny – Sé como te debes sentir pero – decía Johnny.
_ No te preocupes – interrumpió Ivette – Estoy acostumbrada a mis padres, solo pensaba en otra cosa – dijo ella.
_ Siempre puedes contar conmigo – le dijo Johnny colocando su tibia mano sobre las de Ivette que estaban frías al igual que la noche – Bueno, contar conmigo, con Lily Rose, con todos – agregó Johnny.
_ Sí claro – dijo Ivette sacando su mano de las de Johnny – Me voy a dormir, buenas noches – dijo ella parándose.
_ Dime algo – interrumpió Johnny la ida de Ivette a su habitación – Ese muchacho, Víctor, qué sucede con él? – preguntó Johnny con mucha curiosidad en el tema a la vez que metía sus manos en los bolsillos que no daban a notar otra mas que sus nervios ante la respuesta.
_ Es solo un amigo, por qué? – preguntó Ivette.
_ Creí que eran algo mas, no sé, novios quizás – dijo Johnny titubeante.
_ Jaja – rió Ivette – Por favor, llevo un par de días acá – dijo Ivette – Además, preferiría que mi primer beso “francés” fuera con alguien especial – agregó ella.
_ Y ya lo escogiste? – preguntó Johnny mientras Ivette volteaba a verlo confundido – Digo, a esa persona especial que dices – dijo Johnny.
_ Puede que sí aunque…quizás no – contestó Ivette sonriendo coquetamente al notar la confusión en Johnny que no atinó sino a reír como ella. Cada uno se fue a su habitación, no sin verse antes, coqueteando muy discretamente sin darse cuenta.
A la mañana siguiente despertaron de buen humor y por ser fin de semana, Johnny decidió salir de día de campo o, por lo menos algo así. Iba a ser algo plenamente familiar para evitar discusiones con Lily Rose pero, como siempre, al abrir la puerta, se encontraron con la que no esperaban, Sabrina..
_ Así que pensaban salir sin decirme? – preguntó ella sacándose los lentes negros mientras observaba como Jack ayudaba a Luisa a llevar las cosas al auto de Johnny.
_ Sin decirte? Bueno, eso es lo mismo que no invitarte? – preguntó Ivette sarcásticamente saliendo detrás de Jack.
_ Mira niña…- dijo Sabrina totalmente molesta pero en ese momento salió Johnny.
_ Hola, no sabía que vendrías – dijo él sin fingir el asombro y la molestia que le causaba su llegada.
_ Ya lo noté amor, pero nunca es tarde para invitar a una persona – dijo ella.
_ Claro pero, eso sería en el caso en que quisiéramos que fueras – dijo Lily Rose saliendo de la casa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por leer...

Gracias por leer...
Gracias a todas las que toman su tiempo y leen estas historias, de todo corazón. Y a las que colaboran para que este blog siga a flote. Por favor, deja un comentario :)