Mi profesor ~ Capítulo 8

Mi profesor 
_ Necesita nuestra ayuda? – ironizó Marta observando como era el director era ayudado por los coordinadores para salir del agujero donde se encontraba. Ella obtuvo como respuesta la mirada furiosa del hombre que conllevó al silencio absoluto del alumnado.
_ Ustedes dos…ustedes dos…- decía entre dientes mientras avanzaba de forma amenazante hacia ellas hasta que recordó que estaba siendo observado por cientos de padres, entre ellos el padre de Rose que se levantó al ver la reacción del director al igual que el padre de Marta, que estaba sentado junto a él – Hablaré con ustedes más tarde respecto a esto – concluyó tratando de que su rostro tenso se disipara.
_ Usted no nos puede culpar, no hay ninguna prueba de que hayamos sido nosotras – dijo Rose antes de que el director diera media vuelta.
_ Guarda silencio – intervino el padre de Rose quien ya se había acercado acompañado por el señor Capdevila – Rose – agregó amargamente – Y pide una disculpas antes de que la vergüenza me mate.
_ Disculpe pero nosotras no hicimos nada – respondió Marta apoyando a su amiga que empezaba a ponerse nerviosa frente a la presencia de su padre.
_ Siempre son ustedes dos así que lo mejor será que…
_ Disculpe que intervenga – interrumpió Johnny – Pero las muchachas tienen razón. Las están acusando sin prueba alguna.
_ Bueno, dejemos esto como un pequeño accidente, les parece? – acabó por decir el señor Capdevila a la vez que colocaba su mano de forma amigable en el hombre del director – Las chicas son traviesas pero estoy segura que no serían capaz de esto, verdad? – preguntó volteando a ver a las jóvenes que menearon la cabeza – Ya vio? Todo es un malentendido.
_ Está bien – respondió el director nada convencido – Olvidemos esto – agregó fingiendo una sonrisa en el rostro antes de dirigirse una vez mas al escenario. El padre de Rose regresó también a su asiento pero no sin antes clavar su mirada en su hija, una mirada que asimilaba un duro azote.
_ Gracias primito – le dijo Marta a Johnny, que permanecía junto a las muchachas – Sabía que ibas a estar de nuestro lado.
_ No se preocupen – respondió él sonriendo – En verdad lo hicieron, no? – preguntó entre dientes.
_ Hey! Dónde está la confianza? – cuestionó ella antes de lanzar una carcajada que acompañaba la risa de John – Y tú no piensas agradecerle? – le preguntó a Rose que a pesar de estar de mantener la vista al frente, estaba muy atenta a la conversación.
_ Prefiero oír al director – contestó ella. Marta y Johnny se miraron y luego de que la primera imitara el gesto de Rose, hicieron lo de los demás, oír atentamente al tipo. Al culminar la ceremonia las muchachas regresaron a sus habitaciones para luego continuar con las clases, lo mismo durante una semana en la que las chicas se mantuvieron tranquilas. A pesar de ello el director las había castigado con el hecho de que aquel fin de semana no saldrían, harían sus labores y tendrían que esperar hasta el otro sábado para ir a la ciudad. Algunos profesores se quedarían hasta tarde avanzando un par de trabajos y, Anna había quedado con su novio para ver aquel día así que solo había algo por hacer…
_ Hola Raquel! – saludó en unísono el cuarteto a la muchacha encargada de la cocina – Estás haciendo pastel, cómo no nos invitas? – preguntó Marta empezando a distraerla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por leer...

Gracias por leer...
Gracias a todas las que toman su tiempo y leen estas historias, de todo corazón. Y a las que colaboran para que este blog siga a flote. Por favor, deja un comentario :)