El amor es más fuerte - Capítulo 11

El amor es más fuerte 
_ Siempre tratas de hacerme quedar mal! - se quejaba Ivette caminando detrás de Roux que permanecía con la vista al frente, ignorándola por completo - Te estoy hablando! - dijo Ivette enérgicamente dándole media vuelta a Roux, quedando frente a ella.
_ Y tú siempre estas siguiéndome, siempre tocándome con la excusa de un golpe o una bofetada - dijo Roux sonriendo pícaramente.
_ Ah? - fue lo único que salió de Ivette al escucharlo, no podía creer lo que decía Roux, luego de unos segundos reaccionó - Crees que me gustas? - preguntó Ivette y Roux no lo negó, solo la miraba sonriente - Lamento despertarte de tu absurdo sueño pero.. estas completamente loco! - dijo Ivette.
_ Sí? Entonces si te doy un beso, supongo que será en vano porque no sientes algo por mí, verdad? - preguntó Roux acercándose a ella mientras Ivette retrocedía con cada paso que Roux daba hacia ella.
_ Buenas noches, espero no interrumpir - dijo Fred Abberline bajando de un taxi.
_ Fred! - dijo Ivette entusiasmada acercándose para saludarlo mientras Roux recitaba un par de maldiciones entre dientes.
_ Se malogró mi auto y no pude llegar a tiempo a la invitación de Maru - dijo Fred disculpándose hasta que notó la presencia de Roux - Ah! Hola, no me di cuenta que estabas allí - dijo Fred estirando su mano para estrecharla con Roux que la apretó rápidamente.
_ No te preocupes, estoy aquí parado hace como una hora pero no te diste cuenta, suele suceder - dijo Roux fingiendo una sonrisa pero Fred no le tomó importancia a sus palabras cargadas de sarcasmo.
_ Maru ya está durmiendo, se sintió algo mal y prefirió descansar. Creo que solo estamos despiertos nosotros y una parejita mas - dijo Ivette refiriéndose a Clau y Jack que permanecían en su departamento junto a Coni.
_ Es una lástima - dijo Fred agachando la mirada algo apenado por su demora hasta que se le ocurrió una idea - Entonces permíteme invitarte una taza de café, me permites? - preguntó Fred mirando fijamente a Ivette que obviamente no se pudo resistir a la invitación.
_ Solo a ella? Yo estoy aquí presente también, si es que lo olvidaste - dijo Roux sin dejar su sonrisa fingida.
_ Tú puedes hacerle compañía a Coni durante unos minutos, nosotros ya volvemos - dijo Ivette empezando a caminar al café de la esquina.
_ No te preocupes, prometo cuidarla - dijo Fred sonriendo mientras colocaba su mano sobre el hombro de Roux y luego empezaba a caminar del brazo con Ivette como todo un caballero.
_ No me preocupo - dijo Roux casi gritando para que lo alcanzaran a oír - Solo me preocupa el que la cuides demasiado - dijo Roux entre dientes entrando al edificio, para subir con la mente nublada por la molestia que sentía hacia Fred sin entender porque.
_ Qué te sucede? Estas algo furioso - dijo Don Juan de Marco acercándose a él pues Mica ya se había despedido y había entrado a su departamento para descansar.
_ Llegó el Inspectorcito, me ignoró durante un buen tiempo y luego invitó a Ivette al café - dijo Roux golpeando la pared.
_ Te molesta el que la halla invitado? - preguntó Don Juan de Marco extrañado.
_ O le molesta el que no le halla invitado café a usted también? - preguntó Sam mientras se resbalaba por la baranda de la escalera pero Roux solo atinó a mirarlo durante un par de segundos al ver como cayó parado para luego hacer una reverencia con su sombrero mientras Don Juan de Marco aplaudía.
_ Ya! Estabas hablando conmigo, recuerdas? - dijo Roux algo fastidiado por la interrupción de Sam.
_ Pero qué te puedo decir? Si lo único que se me ocurre en la mente en estos momentos es que estas rebalsando celos - dijo Don Juan de Marco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por leer...

Gracias por leer...
Gracias a todas las que toman su tiempo y leen estas historias, de todo corazón. Y a las que colaboran para que este blog siga a flote. Por favor, deja un comentario :)