El amor es más fuerte - Capítulo 23

El amor es más fuerte 
_ Se están peleando acaso? - preguntó Ivette colocándose el último par de aretes.
_ Emmm no - contestó Mort - solo jugábamos, verdad Juan? - preguntó Mort tirándole la explicación a Don Juan mientras ambos soltaban a Roux.
_ Sí, solo medíamos la fuerza de Roux, nada mas, verdad Fred? - preguntó Don Juan.
_ Sí, claro. Salimos? - preguntó Fred colocando su brazo para que Ivette lo cruzara con el de ella y así lo hizo. Ambos salieron mientras Roux miraba a Fred completamente enfadado.
_ Cálmate, en realidad tú lo provocaste - dijo Mort.
_ Me está buscando, y me va a encontrar - dijo Roux acomodándose la chaqueta para salir tras ellos que ya estaban en el pasillo junto a Coni y Maru.
_ Y con quién irá Juan? - preguntó Mort.
_ Con nuestra amiga - dijeron Coni y Maru en unísono en el momento en que Pao abría la puerta del departamento. Ambas sonreían pues habían hecho su buena acción del día, sabían cuanto ansiaba Don Juan unos instantes con ella.
_ No puedo creer que esta noche será para nosotros - dijo Don Juan acercándose para besar la mano de Pao que lucía completamente hermosa con ese vestido blanco y azul marino, con un maquillaje no muy exagerado pero lo suficiente para resaltar su belleza.
_ Yo tampoco - contestó Pao mirando a Coni y Maru.
_ Pensé que no quería nada con él. Luego del carterazo podría ser lo mas predecible - murmuró Ivette acercándose a Coni y a Maru.
_ No fue fácil convencerla - dijo Maru abriendo los ojos.
_ Es que nuestro amigo tiene una no muy buena reputación con las mujeres - dijo Coni sonriendo.
_ Bueno, entonces, nos vamos - dijo Roux tomando la mano de Maru tratando de provocar celos en Ivette pero lo único que consiguió fue que todos, hasta la misma Maru lo observara extrañada con su forma de actuar.
Tomaron un taxi y Fred eligió uno de los restaurantes más caros del lugar, tratando de ganar puntos con Ivette frente a Roux. Este último no hizo más que lanzar sátiras e indirectas durante toda la cena a Fred, mientras Ivette lo pateaba cada tres minutos por debajo de la mesa. A pesar de que Pao en un principio no hizo sino más que ignorar a Don Juan (ella había ido solo por hacerles un favor a Coni y Maru) notó la magnífica persona que era este chico, que resultaba imposible no enamorarse de aquella mirada cargada de magnetismo, ni de aquellos labios que cada vez que se abrían no hacían sino decir flores, flores que harían que cualquier dama cayera rendida pero, ella debía mantenerse firme pues, no podía dejar que Don Juan notara como ella iba cayendo en el juego del amor al que él la invitaba a participar a cada instante. Por otro lado, Mort se sentía atraído por Coni pues ella no hacía sino transmitir inocencia, algo muy atractivo para este escritor que no hacía sino sonreírle nerviosamente pero, Coni solo tenía ojos para Fred Abberline, lo observaba de reojo pero nada podía hacer pues, él salía con una de sus amigas, el silencio era su mejor opción en ese momento. Al terminar de cenar, decidieron continuar bajo la noche. Acudieron a un paseo de aguas no muy lejos de donde se encontraban. Aquel lugar se prestaba para el momento que cada uno de ellos vivía, unos con más intensidad que otros pero eso ya no importaba. Al llegar, cada quien se aparto cautelosamente con su acompañante. Y así quedaron frente a la fuente principal Ivette y Fred.
_ Fue una linda noche, no lo crees? - preguntó Fred.
_ Sí - contestó fríamente Ivette que mantenía la mirada al frente, observando el jugueteo del agua en la fuente.
_ Sabes? Quizás es algo apresurado para decir esto pero estas provocando en mí sentimientos que hace mucho había perdido - dijo Fred algo apenado, sin notar que Ivette había volteado a mirarlo de golpe.

1 comentario:

  1. holaa me encanta lo que escribes, me gustaría ponerme en contacto contigo n-n

    ResponderEliminar

Gracias por leer...

Gracias por leer...
Gracias a todas las que toman su tiempo y leen estas historias, de todo corazón. Y a las que colaboran para que este blog siga a flote. Por favor, deja un comentario :)