La última oportunidad ~ Capítulo 3

La última oportunidad  
_ Luces mas linda de lo normal, llevo esperando a que entres por esa puerta varios minutos – me dijo Pedro acercándose para tomarme de los hombros y darme un beso.
_ Sí pero no me toques, va? Cómo es el asunto este? Tengo que tocar como prueba? – pregunté sentándome en una de las mesas mientras Pedro me seguía con la mirada.
_ Sí, toca lo que quieras – me dijo mirándome de pies a cabeza.
_ Ah, déjame rectificarme, toco algo importante, o sea MI guitarra? – pregunté y él sonrió.
_ Eso no es importante, sé que lo haces muy bien, solo quiero ver que tal te desenvuelves con el grupo, hoy por la noche…- decía y en ese momento un muchacho que trabajaba allí se acercó muy nervioso y Pedro golpeó la mesa furioso.
_ Te he dicho que no me gusta que me interrumpan! – gritó Pedro.
_ Sí…sí señor…lo siento pero…acaba de llamar el Señor Tim…viene hoy por la noche…-hizo una pausa para voltear a ver si es que yo escuchaba - acompañado – murmuró.
_ Ya sé con quien vendrá! Cuando me interrumpas que sea para algo que desconozca, sigue con tus labores – gritó Pedro y el muchacho salió corriendo como si hubiera visto al mismísimo diablo.
_ Que cortés, es algo que admiro mucho en un hombre – dije sarcásticamente.
_ Ya lo noté, yo admiro mucho la ironía en una mujer – dijo sonriendo, yo hice un gesto de fastidio y me paré rápidamente.
_ Bueno a qué hora debo venir? – pregunté colocando mi guitarra nuevamente al hombre y dirigiéndome a la salida.
_ A la hora que abramos, ya sabes muy bien el horario, no acepto tardanzas. Luego hablaremos de tu salario – dijo tratándome de seguirme con la mirada.
_ Eso es lo único que me interesa – dije y salí rápidamente del lugar para evitar sentir sus asquerosos labios en mi mejilla una vez más. En el camino entré a un cyber para hablar con mis amigas como cada día. Maru y Mica viajarían dentro de un par de días al lugar donde yo me encontraba, ansiaba conocerlas ya pero, me di con la mala noticia de que no sería posible, bueno, las cosas no son como uno siempre espera. Regresé al departamento que compartía con mis amigas tan solo a esperar a que transcurrieran las horas para que llegara el momento de salir rumbo a mi nuevo empleo. Por lo menos sería algo que me gustaba, tocaría la guitarra como siempre quise. Prendí el televisor para ver una película y encontré Scarface, adoraba esa película pero, la versión antigua, era la mejor. Luego me quedé dormida y al despertar noté que ya había desaparecido la claridad, era de noche y era momento también de salir al café club. Llegué y Pedro me presentó a los muchachos con los que tocaría, a algunos de ellos ya los conocía ya que habitualmente yo asistía a escuchar música allí y tomarme una taza de café. Pasaban los minutos y era momento ya de salir. Estaba parada enfrente de un gran público que esperaba ansioso escuchar la música de los Beatles y Rolling Stones interpretados por nosotros, empezamos a tocar durante un par de minutos y noté que entraban dos personas, lo noté porque todos voltearon a verlas inmediatamente pero luego hicieron como si nada pasara. Pedro rápidamente se acercó a ellas y los saludó cordialmente, por poco y les besa las manos. Supongo que serán gente importante pensé y aunque moría por saber de quien se trataba, las luces me lo impedían porque la zona del público estaba prácticamente a oscuras. Seguía tocando y tocando y, cuando ya estábamos por terminar la última canción, encendieron las luces y aproveché para ver a los tipos que habían entrando momentos antes, de repente paré de tocar y los del grupo voltearon a mirarme, no entendían porque me quedé inerte pero yo lo sabía muy bien. Eran Tim Burton y…Johnny Depp los que habían entrado, no lo podía creer, se suponía que Johnny estaría ya en Londres para grabar su nueva película. Era él o no? Mil dudas rondaban por mi cabeza sin notar que ya los chicos habían terminado la canción mientras yo seguía mirando la mesa en la que ellos estaban sentados hasta que Tim sonrió y me hizo una seña para que despertara, yo me sonrojé inmediatamente y bajé del escenario rumbo a los camerinos.

1 comentario:

Gracias por leer...

Gracias por leer...
Gracias a todas las que toman su tiempo y leen estas historias, de todo corazón. Y a las que colaboran para que este blog siga a flote. Por favor, deja un comentario :)