La última oportunidad ~ Capítulo 10

La última oportunidad  
_ Quiero saber qué te sucede? Por qué reaccionaste así? Solo estaba jugando – dijo Johnny con carita de pena pero yo me solté inmediatamente.
_ Acaso a usted le importa? Solo salga y siga divirtiéndose, logró lo que quería, me paltié, ahora solo retírese sí? – dije tratando de abrir la puerta del camerino pero Johnny me tomó nuevamente de la mano.
_ No me gusta que me mientan sabes? – me dijo buscando mi mirada. Al escuchar eso, todo lo que tenía en mente se petrificó y solo pensé en el motivo de esas palabras.
_ A qué te refieres? – pregunté confundida.
_ Te suena algo Obsesión Deppravada? Te suena algo fotolog? – me preguntaba Johnny mientras se acercaba poco a poco a mí como si estuviéramos en pleno interrogatorio.
_ No la verdad no me suena a nada – contesté con normalidad y fingiendo el que no me importara.
_ Tu amiga Maru me contó todo Ivette, Karen trató de callarla a patadas pero Coni y Maru son difíciles de silenciar – dijo Johnny sonriendo. Yo solo agaché la cabeza y me voltié para abrir la puerta del camerino. Ahora pensaría que soy una de esas fanáticas que iban corriendo tras los carros gritando enloquecidas, bueno, en realidad sí lo era pero, él no tenía por que enterarse que yo era una de las miles de chicas. El sueño de toda fan es iniciar una amistad con su estrella para que no la tome por loca y luego saque a la gente de seguridad, era lo planeado pero como que todo ya se había echado a perder. – No tenías por que mentir, en realidad me caes muy bien Ivette, no hay motivo por el cual ocultar las cosas – me dijo Johnny tratando de hacerme sentir mejor al notar mi mirada al suelo y mis pensamientos volando en otro lugar pero, al escuchar esas palabras solo voltié y sonreí.
_ Bueno, no debí de ocultar mi verdadera identidad – dije mirando el techo para evitar verlo a los ojos.
_ No tomemos las cosas tan serias. Ahora, me permites hacerte la propuesta o piensas salir corriendo nuevamente? – dijo entrerisas. Yo asentí y esperé a que Johnny terminara de encender su cigarrillo para que hablara.
_ Tengo una niña, a la que le gustaría tocar guitarra con la misma pasión con la que tú lo haces. No tengo mucho tiempo, es algo obvio, el tiempo libre que tengo lo comparto con mis dos hijos, no puedo concentrarme solo en Lily – Rose así que pensé que quizás tú aceptarías darle clases a mi pequeña – me dijo Johnny terminando de dibujar una tierna sonrisa en sus labios; el tan solo pensar en sus hijos hacía que aquel hombre irradiara paz tan solo con una mirada y dulzura tan solo con una sonrisa.
_ Pues…no lo sé – dije pensando en mis amigas. Lo obvio era de que tendría que partir a Francia, pero odiaría estar sola en un país que no conozco – tendría que pensarlo…pensarlo dos veces o quizás tres – contesté agregando a esto mi cara de confusión ante tal propuesta.
_ Pues bien, allí tienes mi número – dijo tomando mi mano para colocar un papel doblado en dos – cuando te decidas, me llamas y me das tu respuesta, te parece? – terminó de decir para luego despedirse a la manera pirata.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por leer...

Gracias por leer...
Gracias a todas las que toman su tiempo y leen estas historias, de todo corazón. Y a las que colaboran para que este blog siga a flote. Por favor, deja un comentario :)