La última oportunidad ~ Capítulo 16

La última oportunidad 
_ Ah…sí claro – dijo desganado – Bárbara, me haces el favor de despertar a Vanessa? – dijo Johnny volteando para mirar a Bárbara y ella asintió. Entramos a su casa y por cada paso que yo daba, mi boca se abría mas y mas por lo linda que estaba, cada detalle, cada cosa en su lugar….
_ Hola! – me dijo una niña de ojos grandes acercándose para darme la mano.
_ Hola, qué tal? – contesté sonriendo.
_ Bien, ella es Paola, está aquí desde hace….un año? – le preguntó Johnny a Paola mientras servía una copa de vino tinto y, ella asintió sin dejar de observarme, como si me estuviera observando – Bueno Ivette, Pao te mostrará donde te instalarás – dijo Johnny colocando su mano sobre el hombro de Paola.
_ Para…para….voy a vivir aquí? Creí que… - decía pero Johnny me interrumpió.
_ Creías que vivirías en un departamento fuera? Claro que no, quiero que Lily – Rose practique cada tiempo libre – me dijo sonriendo y tomando mi mano para llevarme a mi habitación hasta que…
_ Hasta que despertaste Vanessa – dijo Paola acercándose a esperar a que Vanessa terminara de bajar las escaleras blancas para saludarla.
_ Veo que llegó una nueva amiga – dijo Vanessa con una sonrisa fingida.
_ Amiga? En realidad vengo a dar clases de guitarra – dije algo incómoda por sus palabras mientras Bárbara trataba de disimular su risa.
_ Lo decía porque…cada persona que trae Johnny a casa es un amigo, nadie trabaja para nosotros aquí – me dijo para arreglar las cosas a la vez que estiraba su mano para saludarme.
_ Entonces seré una amiga que dicta clases de guitarra – dije estrechando mi mano con la de ella.
_ Bueno ya que se conocen, vamos a tu habitación – me dijo Johnny cargando mi maleta pero Vanessa lo detuvo.
_ Creo que puede ir con Bárbara y Paola, así se conocen. Yo quiero hablar contigo, sí? – dijo acercándose a él con una sonrisa dulce pero Johnny solo trató de sonreír.
_ Chicas, ayúdenla por favor – dijo Johnny e inmediatamente subió las escaleras con Vanessa, supongo que rumbo a su habitación.
_ Otro problema mas – dijo Bárbara riendo.
_ Cómo? A qué te refieres? – pregunté confundida pero Paola miró a Bárbara como para que se callase.
_ Ya comprenderás, como máximo en una semana – me dijo Paola y yo asentí pero, aún así me intrigaron las palabras de Bárbara. Luego de caminar por un largo pasadizo con el piso de mármol, entramos a una habitación, con una gran ventana a la piscina del lugar. Ni bien puse en pie en mi habitación, entré corriendo y me tiré sobre mi cama, estaba exhausta. Con las chicas empezamos a conversar sobre mi país natal durante un par de minutos hasta que escuchamos una risita muy peculiar en el pasadizo. Yo voltié a ver y solo se alcanzaban a ver unos piececitos tratando de esconderse…
_ Jack, puedes salir, ya todos te vimos – dijo Paola riendo y el pequeño asomó su cabecita sin dejar de sonreír. Bárbara le hizo una seña para que entrara y él lo hizo corriendo para sentarse sobre las piernas de ella.
_ Ella es … - decía Paola tratando de presentarnos.
_ Ivette – dijo Jack riendo y al verlo yo también empecé a reír.
_ Qué haces aquí Jack? Deja descansar a la Señorita – dijo Johnny asomándose por la puerta con una tierna sonrisa al ver al pequeño Jack pero, era muy notorio que había tenido una discusión con Vanessa pues su semblante no era el mismo de antes.
_ Estas bien Johnny? – le preguntó Paola y él le contestó que sí pero guiñándole el ojo, no quería que Jack se enterara de sus problemas con Vanessa y era lo mas normal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por leer...

Gracias por leer...
Gracias a todas las que toman su tiempo y leen estas historias, de todo corazón. Y a las que colaboran para que este blog siga a flote. Por favor, deja un comentario :)