La última oportunidad ~ Capítulo 18

La última oportunidad 
Mientras los tres genios conversaban en la sala, nosotras estábamos sentadas en las escaleras conociendo más a Claudia hasta que de pronto abrieron la puerta principal….
_ Vaya, nadie me invitó a la fiesta – dijo Vanessa observándonos con una sonrisa para luego voltear a ver a los tres de la sala. Johnny sonrió y abrazó a Vanessa como si nada hubiera ocurrido durante el día…
_ Hace dos días te dijo que vendrían Tim y Helena, recuerdas? – le dijo Johnny sonriendo.
_ Perdóname, es que tengo tantas cosas en la cabeza…cómo han estado? – dijo Vanessa abrazando a cada uno para luego sentarse.
_ Esa tipa no me cae, la detesto – murmuró Claudia y Bárbara asintió.
_ Tampoco te cae Vanessa? – le preguntó Paola sorprendida a Bárbara, yo solo me remití a callar pues aún no podía juzgar a nadie.
_ Es que, creo que Vanessa no es la indicada para Johnny – murmuró Bárbara no sin antes mirar hacia todos lados para cerciorarse de que Oscar no estaba por ahí escuchando.
_ Pero tienen dos niños, y se ven muy felices. Todas las parejas tienen peleas siempre – decía yo tratando de defender a Vanessa pues siempre me simpatizó.
_ Los hijos no compran la felicidad en una pareja – me dijo Claudia guiñándome un ojo y yo solo levanté la mirada para quedarme callada, como que ellas sabían muchas cosas mas que yo así que mi opinión estaba de mas. Las chicas seguían hablando del tema mientras yo permanecía en silencio hasta que por la puerta principal entró corriendo una pequeña de cabellos rubios, la reconocía muy bien, era…
_ Lily – Rose! – dijo Johnny parándose para abrazarla y ella corrió hacia él como si no lo hubiera visto durante años. Ambos empezaron a caminar en dirección a las escaleras donde estábamos nosotras…
_ Ella será tu profesora – le dijo Johnny arrodillándose para estar a la altura de ella mientras hablaba.
_ Hola – me dijo Lily Rose mirándome algo tímida.
_ Hola – le dije yo con una sonrisa y fue allí donde ella también sonrió, como si ya se sintiera en confianza.
_ Mañana empiezas Lily, ahora ve a saludar a la sala y luego a dormir – le dijo Johnny y ella asintió para luego entrar corriendo a la sala donde estaban todos conversando. Lily hizo lo que Johnny le pidió y al cabo de media hora, TIm, Helena y Claudia se fueron. Nosotras tres también nos fuimos a dormir, Vanesa igual pero Johnny prefirió quedarse en la sala a oscuras, a pensar en quien sabe que pues, permanecía con la mirada a un punto fijo, con una mano tocando su barbilla mientras en la otra tenía una copa de vino y el cigarro a penas prendido humeaba a escasos centímetros de él.
_ Y si le preguntamos qué le sucede? – nos preguntó Bárbara regresando de verlo desde el pasadizo.
_ No creo que sea buena idea – le contesté pues Johnny no nos había pedido ayuda alguna en ningún momento.
_ Ella tiene razón – dijo Oscar saliendo de su habitación y todas saltamos asustadas al escuchar su voz – Ese problema es de Johnny y Vanessa – terminó de decirnos.
_ Oscar, nadie le pidió que escuchara tras su puerta nuestras conversación – dijo Paola muy fastidiada.
_ Y nadie les pidió a ustedes que espiaran a Johnny – nos dijo Oscar. Yo estaba por contestarle hasta que escuchamos unos pasos por las escaleras, que iban en dirección a la sala…
_ A qué hora piensas subir a dormir? – le preguntó Vanessa a Johnny. Pasaban los segundos y él no contestaba – Johnny, te estoy hablando – dijo Vanessa algo alterada al no escuchar respuesta.
_ Ya veré a que hora subo, déjame tranquilo – dijo Johnny mortificado.
_ Estoy cansada de que cada noche hagas lo mismo. Si no quieres dormir conmigo solo dímelo y no hagas tanto problema – dijo Vanessa.
_ Los problemas los haces tú. Sube a dormir que luego lo haré yo – dijo Johnny con el tono de voz muy cansado por la conversación.
_ Bien! Subiré pensando que debo de aguantar a otra mas de tu lista en mi casa – dijo Vanessa e inmediatamente Oscar volteó a verme a mí.
_ Cómo dijiste?! – preguntó Johnny levantando el tono de voz.
_ Me dirás que no te has acostado con esa muchacha?! – dijo Vanessa regresando a la sala.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por leer...

Gracias por leer...
Gracias a todas las que toman su tiempo y leen estas historias, de todo corazón. Y a las que colaboran para que este blog siga a flote. Por favor, deja un comentario :)