La última oportunidad ~ Capítulo 24

La última oportunidad 
_ Ivette está en casa? – preguntó Tim confundido mirándose con Johnny. Vanessa asintió mientras Bárbara me iba a buscar a la habitación y yo me tiraba sobre la cama para hacerme la dormida.
_ Ivette…-dijo Bárbara entrando a mi habitación – Despiértate – decía Bárbara acercándose a mí – Levántante! – me dijo una vez empezando a hamaquearme y yo me levanté sobresaltada como si me hubiera despertado de un agradable sueño.
_ Qué?! Qué?! Qué sucede? – pregunté mirando a todos lados y Bárbara empezó a reír.
_ Nada, que Vanessa te llama para que afines una guitarra, está en la sala – me dijo Bárbara mientras yo me paraba a buscar mis zapatos – y Johnny también está, ya regresó – me dijo guiñando un ojo y yo levanté mi ceja como si me fastidiara el que ella me molestara con él.
Salimos a la sala y yo saludé con la mano y de lejos a Tim y Johnny…
_ No sabía que estabas aquí – me dijo Johnny algo avergonzado.
_ Estaba durmiendo – dije mirándolo fijamente y, él no dijo nada mas pues sabía que era mentira, Tim solo agachó la mirada y trató de no reír. Tomé la guitarra nueva de Lily y la llevé a mi cuarto para afinarla, dije que volvería en un par de minutos pero no lo hice, me tiré sobre mi cama a esperar a que Tim se fuera, que los niños subieran a su habitación y que cada quien hiciera lo que le parecía. No quería ver a nadie. Johnny pensaba que era solo una niña, como me jodía que me trataran de esa manera pensaba mientras me echaba de costado. Al cabo de una hora entró Pao a mi habitación y una vez mas fingí estar durmiendo y solo tomó la guitarra y se fue. Un par de minutos después no había bulla, no se escuchaban voces, nada, ya era de noche y ni ganas de cenar así que solo me cambié por mi pijama para luego sentarme en mi cama a pensar un poco pero en ese instante abrieron la puerta de mi habitación…
_ Sigues despierta – dijo Johnny entrando a mi habitación mientras yo solo lo miraba – Estas molesta? – me preguntó Johnny cerrando la puerta de mi habitación.
_ No Sr. Depp, solo quería dormir – dije mirando la puerta dando a entender el que se retirara.
_ Puedes dormir, yo no haré bulla – me dijo jalando una silla para sentarse frente a mí.
_ No entiende…quiero dormir, sin usted – dije molesta mientras Johnny me miraba confundido.
_ Oye…lo que le dije a Tim…quiero que sepas que…
_ No tiene nada que decir, Sr. Depp, solo retírese, deje a la niña dormir – dije parándome para abrir la puerta.
_ No me voy a ir y deja de comportarte como tal – dijo parándose también.
_ Como niña? Pero eso es lo que soy para usted no?
_ Te interesa tanto lo que yo crea? – me preguntó colocándose frente a la puerta.
_ Me interesa un reverendo pito lo que usted crea…señor – dije haciendo énfasis en la última palabra.
_ Deja de llamarme Señor porque lo odio – dijo Johnny acercándose a mí pero yo retrocedí – Qué pasa? Me tienes miedo? – preguntó sonriendo. Yo no contesté y Johnny me miró de una manera tan dulce durante un par de segundos que, la cólera que tenía se me olvidó, tampoco me di cuenta el momento en que se acercó a mí, ni cuando me tomó de la cintura, ni cuando su aliento estaba sobre cada parte de mi rostro…-Puedo…? – preguntó Johnny y yo asentí. Fue un beso tan corto pero tan eterno a la vez, los ruidos de la noche, las respiraciones gritando de emoción por el momento, todos sobraba, solo las caricias y aquel beso era lo que importaba, solo importaba el tenerlo tan cerca de mí mientras sus brazos me rodeaban y sus tibias manos me acariciaban…
_ Ivette! Estás ahí? – preguntó Pao desde afuera golpeteando la puerta de mi habitación. Johnny y yo nos soltamos de golpe y solo buscábamos como dementes un lugar donde esconderlo – Estás durmiendo? – preguntaba Pao.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por leer...

Gracias por leer...
Gracias a todas las que toman su tiempo y leen estas historias, de todo corazón. Y a las que colaboran para que este blog siga a flote. Por favor, deja un comentario :)