Amor sin edad ~ Capítulo 12

Amor sin edad 
_ No te preocupes, tiene que asimilar la situación – dijo Johnny tratando de calmar el momento – Y eso de alquilar un departamento, siquiera lo pienses, ella estará bien con nosotros – agregó Johnny antes de salir a ver hacia donde se dirigía Ivette, lo único que pudo divisar de ella fue que subía en el auto del muchacho que vivía en la casa del frente, Víctor.
_ No puedo creer que se hable con esos tipos – se quejó Jack entrando a la casa, regresando de la escuela.
_ Tienen algo que te disguste? – preguntó Johnny.
_ No lo sé, bueno, digamos que sí, tienen algo que no inspira total confianza – dijo Jack subiendo las escaleras, dejando a Johnny angustiado. Las horas transcurrieron, el padre de Ivette tomó el avión que lo llevaría de regreso a Italia, cenaron y, ni una pequeña señal de Ivette.
_ Creo que es hora de salir a buscarla – le dijo Lily Rose a su padre.
_ Sí, toma en cuenta que no conoce nada de aquí – dijo Luisa preocupada por la ausencia de Ivette.
_ Y toma en cuenta que salió con el tipejo ese – dijo Jack en tono de molestia.
_ Si te refieres a Víctor o a Xavier, no son ningunos tipejos – dijo Lily Rose.
_ Claro que sí! – refutó Jack.
_ Cállense los dos! – gritó Johnny, dando a notar la desesperación –Saldré a dar una vuelta – dijo él tomando las llaves de su auto. Al abrir la puerta, se encontró con Sabrina allí.
_ A dónde vas amor? – preguntó ella sonriendo.
_ Solo espérame aquí – fue lo único que dijo Johnny pasando junto a ella sin mirarla siquiera. Subió a su auto y salió en búsqueda de Ivette. No fue tan difícil hallarla, estaba en la playa, junto a Víctor y un grupo de amigos de él, ella era la única mujer en el grupo, fue lo que mas enfureció a Johnny. Bajó del auto y…
_ Ivette! Sube al auto! – gritó Johnny.
_ Hey! Qué pasa? – preguntó Ivette confundida al ver la expresión en el rostro de él – Estas algo molesto – dijo Ivette con ironía.
_ Algo molesto? – repitió Johnny la pregunta sarcásticamente – Te largaste sin decir algo, puede sucederte cualquier cosa, no conoces nada aquí – decía Johnny.
_ Señor Depp – intervino Víctor – tranquilo, estaba con nosotros, no hay porque molestarse – decía el muchacho a la vez que colocaba su brazo alrededor del cuello de Ivette.
_ Ivette – dijo Johnny ignorando las palabras de Víctor – Sube al auto – agregó.
_ Pero…
_ Sube ahora – dijo Johnny enérgicamente. Ivette lo miró fijamente e hizo lo que Johnny pedía, este dio media vuelta sin siquiera detener a despedirse de los muchachos que miraban extrañados la escena, Johnny no era padre de Ivette, no tenía razón para tratarla así.
_ Mis padres jamás me gritaron, que sea la última vez que…-decía Ivette pero fue interrumpida por Johnny.
_ No Ivette – dijo él – Que sea la última vez que te vas sin decir a donde te diriges – decía Johnny aún molesto sin despegar su vista del frente – Todos estábamos preocupados por ti – dijo él.
_ Tú también? – preguntó Ivette.
_ No debería? Eres la amiga de mi hija y estas a mi cuidado – dijo Johnny fingiendo nada de importancia.
_ Ah claro – dijo Ivette desganada, a partir de ese momento, ninguno mencionó palabra alguna, el camino de regreso fue silencioso, evitando miradas y demás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por leer...

Gracias por leer...
Gracias a todas las que toman su tiempo y leen estas historias, de todo corazón. Y a las que colaboran para que este blog siga a flote. Por favor, deja un comentario :)