Amor sin edad ~ Capítulo 22

Amor sin edad 
_ Estas loco! – gritó Lily Rose tirando la servilleta sobre la mesa llena de ira.
_ Compórtate Lily Rose – dijo Johnny en tono enérgico – Es la mujer que elegí así que es momento de que empiecen a respetarla – agregó Johnny observando a los tres muchachos que aún no salían de su asombro ante la noticia.
_ Pero sabes muy bien que esa no es la mujer que amas! – gritó Lily Rose levantándose de la mesa. Sabrina quedó estupefacta ante lo dicho por la hija de Johnny, él permaneció callado durante un buen rato, con la mirada al vacío.
_ A qué se refería Lily Rose? – preguntaba una y otra vez Sabrina, y a pesar de su insistencia, de Johnny no brotaba palabra alguna.
_ Con permiso – dijo Jack dejando a un lado su plato. Lo mismo hizo Ivette, ambos fueron a ver como se encontraba Lily-Rose, al parecer a ella le había afectado mas la noticia.
_ Dónde están los niños? – preguntó Luisa confundida al notar la ausencia de los muchachos, pero ni Sabrina ni Johnny contestaban. Luego de un par de segundos, Sabrina habló pero, no sobre la pregunta de Luisa, sino mas bien sobre lo acordado con Johnny…
_ Nos casaremos – le dijo ella a Luisa a la vez que tomaba la mano de Johnny.
_ Ya veo – dijo Luisa haciendo un gesto de desagrado – Les arruinaste el almuerzo, bien hecho Señor Depp – agregó ella para luego regresar por donde había venido.
_ Será muy difícil esto – dijo Sabrina observando la retirada de Luisa – Estas bien amor? – preguntó ella, pues tenía a Johnny a su lado pero, a la vez parecía estar ausente.
_ No esperaba tal reacción de Lily Rose – dijo él cabizbajo.
_ No te preocupes, solo se tiene que hacer a la idea – le dijo Sabrina – Si quieres hablo con ella – agregó.
_ No, eso es algo que debo hacer yo – dijo Johnny parándose – Espérame aquí – dijo él dando los primeros pasos rumbo a la habitación de Lily Rose. Allí estaban los tres muchachos, incluso Luisa que estaba tan furiosa como ellos…
_ Pensé que estarías… - dijo Johnny haciendo una pausa al sentir las miradas sobre él - bueno como te fuiste de esa manera creí que…- titubeaba Johnny.
_ Llorando? – preguntó Lily Rose recargando a sus palabras algo de ironía – Por favor papá, creo que tú deberías llorando – recalcó ella – Cómo se te ocurre casarte con esa idiota? – preguntó ella.
_ Creo que ya es tiempo, llevamos buen tiempo juntos y … - explicaba Johnny pero fue interrumpido por Jack.
_ Allí está! – replicó Jack como si hubiera descubierto la pólvora – Lily le acaba de decir “idiota” y tú siquiera la defendiste, qué no te das cuenta? – preguntó él sarcásticamente.
_ No escuché lo que dijo Lily Rose – se defendió Johnny a pesar de ser tan evidente lo que decía Jack.
_ Es gracioso el no poder engañar a los hijos verdad Johnny? – le murmuró Luisa antes de salir de la habitación a la vez que sonreía y Johnny agachaba la mirada.
_ Ivette, quiero hablar a solas con mis hijos, por favor – dijo Johnny en tono de súplica.
_ Claro – dijo ella amablemente, fingiendo que no le importaba el tema cuando en el fondo, las ganas de asesinar a Sabrina daban vueltas por su mente una y otra vez.
_ Claro que no – dijo Lily Rose sentando nuevamente a Ivette en su cama – No hay de que hablar papá – dijo ella molesta – Si quieres casarte, hazlo! Es tu problema! – agregó Lily Rose.
_ Bueno – suspiró Johnny – El viaje de este fin de semana, no sé si podría llevar a Sabrina, para que se familiaricen de una vez con ella – dijo Johnny. En ese instante Ivette le susurró algo al oído de Lily Rose.
_ Está prohibido llevar mascotas – contestó Lily Rose sonriendo en complicidad con Ivette.
_ El viaje es solo para nosotros cuatro, siquiera llevaremos a Luisa, cómo se te ocurre pensar que llevaremos a Sabrina? – preguntó Jack. Johnny asintió dándose cuenta de la estupidez que pedía. Afortunadamente, el momento pasó, las cosas se calmaron ante los ojos de Johnny pues, no sabía que Lily Rose planeaba algo para el transcurso de ese viaje, algo que quizás cambiaría la decisión adoptada por Johnny.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por leer...

Gracias por leer...
Gracias a todas las que toman su tiempo y leen estas historias, de todo corazón. Y a las que colaboran para que este blog siga a flote. Por favor, deja un comentario :)