Amor sin edad ~ Capítulo 35 FINAL

Amor sin edad 
_ Estas bien? – le preguntó ella observando fijamente aquellos labios que un par de días atrás la habían llevado al mismísimo paraíso con el tan solo saborearlos.
_ Sí, no te preocupes por mí – le dijo Johnny clavando su mirada en Ivette que al tenerlo al frente no pudo contenerse mas y dejó que las lágrimas se asomaran – Sube al auto, no quiero que termine golpeándote a ti – fue lo único que Johnny agregó. Y allí se fueron todas las esperanzas de que Johnny hablara porque Ivette se quedara a su lado, ella se separó de Johnny, tomó sus maletas y subió al auto donde el chofer la esperaba para abrirle la puerta, unos instantes después, su padre la acompañó. El camino al aeropuerto fue callado, el único sonido era la respiración de Ivette tratando de contener las lágrimas al pensar que había perdido a Johnny para siempre o, que quizás, nunca lo había ganado como ella había llegado a creer en algún momento. Al llegar al aeropuerto, se dieron con la noticia de que los vuelos se habían cancelado por el mal tiempo…
_ Señor, no podemos hacer nada, lo mejor que puede hacer es esperar – decía la señorita tratando de calmar al padre de Ivette.
_ Pero debe haber algo que pueda hacer! - gritó él – Tengo que llegar a Italia! – agregó golpeando la mesa.
_ Es mejor que se siente a esperar, señor – contestó la señorita sin perder la amabilidad. El padre de Ivette respiró e hizo lo que ella le pidió. Caminó hacia donde se encontraba Ivette sentada...
_ No tienes nada por decir? – le preguntó a ella pero Ivette solo limpiaba las lágrimas en su rostro – Deja de llorar que pareces una niña – le dijo su padre molesto.
_ Que bueno que recuerdes cuando era una niña, porque yo no recuerdo cuando fue que tuve un padre – le dijo Ivette clavando su mirada en él.
_ Jovencita, lo mejor será que te calmes – dijo el padre de Ivette en tono autoritario.
_ Nunca te importó lo que hice en toda mi vida, por qué te importa ahora? – preguntó Ivette sin dejar contestar a su padre – Si quiera mis lágrimas te conmueven – agregó ella.
_ Esas lágrimas que brotan por un infeliz que se burló de ti. Si te quisiera, tanto como presumes, hubiera impedido de alguna forma el que te llevase – dijo el padre de Ivette muy cerca al oído de ella para que escuchara claramente la “verdad”.
_ Y eso es lo que vengo a hacer – salió una voz muy familiar para el oído de Ivette, era Johnny que estaba parado a unos escasos metros, la gente iba y venía alrededor de él pero para Ivette, era solo Johnny el que estaba en aquel aeropuerto – Si intentas llevártela entonces mátame aquí mismo porque sé que no podré seguir viviendo – agregó Johnny acercándose al padre de Ivette a la vez que la gente empezaba a detenerse para observar la escena.
_ No digas estupideces – dijo el padre de Ivette – Es una niña! Crees que puedes ser feliz con una niña? – preguntó con ironía.
_ No lo sé, pero espero tener mucho tiempo al lado de “esa niña” como la llamas, para averiguarlo – dijo Johnny mirando a Ivette a la vez que esbozaba una sonrisa en sus labios.
_ Sabía que vendrías – dijo Ivette caminando rápidamente a los brazos de Johnny que esperaban ansiosamente por abrazarla – No quiero separarme de ti – le dijo Ivette acariciando los cabellos del actor que sonreía al tenerla entre sus brazos. Aquella escena conmovió tanto a la gente de los alrededores, como al padre de Ivette, quien no esperaba que Johnny llegase hasta el lugar; y sucedió algo que jamás había ocurrido...
_ Es mejor que la cuides – dijo el padre de Ivette, era la primera vez que pensaba en lo que quería su hija en lugar de pensar en el que dirán. Johnny sonrió al escuchar aquellas palabras, se acercó al padre de Ivette para estrechar su mano y luego tomar las maletas de ella. Ambos salieron de aquel aeropuerto, tratando de calentar sus cuerpos bajo la lluvia, estrechándose en un abrazo que terminaría con un apasionado beso del que serían testigos los centenares de personas que iban y venían de aquel aeropuerto sin saber que hacía unos segundos, una historia se había concretado para así empezar una donde los protagonistas serían solo dos personas: Ivette & Johnny.

Bueno deppras, espero que les haya gustado! una de mis novelas preferidas haha. Mañana comienza otra de 52 capítulos, si mal no recuerdo! estará muy linda. Besotes :)

2 comentarios:

  1. De verdad he amado esa historia, Samy tu has sido una inspiracion para muchas que soñamos conocerlo yo lo sueño desde que soy una niña lo amo y me has inspirado para escribir lo que sueño y lo subo en un blog que tengo con 2 amigos mas quizas puedan pasar a verlo :) bravo Samy http://adf.ly/j5ouA

    ResponderEliminar

Gracias por leer...

Gracias por leer...
Gracias a todas las que toman su tiempo y leen estas historias, de todo corazón. Y a las que colaboran para que este blog siga a flote. Por favor, deja un comentario :)