Mi profesor ~ Capítulo 18

Mi profesor 
_ Dudo que sea peor que este – indicó Rose – Ella es Silvia y mi nombre es Rose.
_Y estás invitada a la boda de su papá – dijo Silvia refiriéndose a Rose pero con aquel comentario solo logró confundir a Deziré – Es que su papá se casa el sábado y sería estupendo que fueras así nos conocemos mejor – explicó.
_ No estoy de humor para fiestas – dijo Rose dando a entender de que no asistiría.
_ Qué dices! Tenemos que disfrutar de la fiesta que hará tu papá! – exclamó Marta entusiasta.
_ Claro! Y luego podemos salir con los chicos. Ya te los presentaremos – le murmuró a Deziré que solo atinaba a asentir – Qué dices?
_Pues no es mala idea – respondió Rose con sonrisa cómplice al igual que Marta. Fueron interrumpidas por el golpeteo de la puerta – Quién será a esta hora? – La puerta no tardó en abrirse y allí estaba Anna…
_ Solo vine a decirles que…que las extraño mucho – decía mientras avanzaba en su silla hacia ellas – Y que me perdonen, no las quise tratar así – las lágrimas no pudieron ser contenidas por mas tiempo pues empezaron a derramarse por las mejillas de la muchacha – Perdónenme.
_ No tenemos nada que perdonarte – respondió Marta arrodillándose frente a ella al igual que Rose y Silvia.
_ Es que estoy tan deprimida que ni yo misma me aguanto pero, las quiero mucho, no me dejen sola por favor – les pidió en tono de súplica. Las chicas no pudieron resistirse ante la quebradiza voz de Anna e inmediatamente la abrazaron en señal de apoyo. Cuando aquel momento cargado de sentimentalismo acabó, recordaron que eran observadas por Deziré así que no tardaron en presentársela a Anna. Una hora después, ya había una nueva integrante en el grupo la cual también acudió al matrimonio del padre de Rose.
_ Cambia esa cara o tu papá nos echara a todos – le pidió Marta al darse cuenta de que Rose clavaba su mirada fría en la futura esposa de su padre – En serio, Rose.
_ De repente necesita un beso del profesor para que cambie de cara – murmuró Silvia riendo al igual que Anna sin ser comprendida por Deziré – Luego te explicaremos.
_ El beso de quién? A quién besaste? – preguntó Jorge llegando al jardín principal abarrotada de invitados vestidos de gala para la ocasión. Jorge era de aquellos chicos que resaltaba por su perfecta sonrisa y la mirada cautivante que, cuando el cielo se reflejaba en ella podía hacer enloquecer a una decena de chicas por su cálida brillantez.
_ No te importa – respondió Rose escondiendo su sonrisa.
_ Cómo que no? Como tu pretendiente oficial exijo saberlo – replicó el muchacho pero en aquel mismo momento el matrimonio civil dio su inicio. A lo lejos Rose pudo observar como Johnny llegaba acompañado de Romina. Aquel terno que usaba no hubiera quedado mejor en otro cuerpo más que en el de él. Afortunadamente, Romina no estaría ceñida a su novio durante toda la ceremonia pues ella, al ser reportera, llegaba para cubrir la nota al tratarse de la boda de uno de los más exitosos empresarios del país.
_ Y antes de declarar unidos en matrimonio al señor Julio Polo y a la señora Angela Taglione debo preguntar si hay alguno de los presentes que conozca de algún impedimento para que se realice este matrimonio – la acostumbrada frase dicha por el juez que culminaba con la sonrisa triunfal de los casi esposos pues normalmente se obtenía como respuesta el silencio sepulcral pero…
_ Yo! – respondió Rose – Yo me opongo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por leer...

Gracias por leer...
Gracias a todas las que toman su tiempo y leen estas historias, de todo corazón. Y a las que colaboran para que este blog siga a flote. Por favor, deja un comentario :)