Mi profesor ~ Capítulo 20

Mi profesor 
_ Romina, estamos en su casa, por favor – murmuró Johnny para que la mujer bajara el tono de su voz.
_ Y por eso tengo que aguantar que converse contigo?
_ Yo me retiro – dijo Rose –Que sigan disfrutando la fiesta – añadió sin borrar aquellas sonrisa complacida de su rostro. Jorge la siguió.
_ Esa mujer tenía toda la razón, estaban a punto de darse un beso – decía Jorge en el camino.
_ Ay por favor Jorge! O qué? Te has puesto celoso?
_ Pues sí, me pongo celoso.
_ Tú y yo solo somos amigos – respondió Rose enfatizando – Y si hay confusiones con respecto a ello mejor terminamos la amistad.
_ No te pongas así. Lo que pasa es que no me has dicho qué pasa con él.
_ No somos novios – dijo Rose enérgicamente y claramente mortificada con la discusión.
_ Entonces solo dime una cosa…te gusta?
_ Claro que no me gusta Johnny – contestó Rose riendo con ironía - No es mi culpa que la mujer esa se ponga celosa hasta con una mosca y, por lo visto tú eres igual a ella así que déjame pasar – añadió
_ No, Rose – la detuvo Jorge tomándola suavemente del brazo – Querías irte del matrimonio de tu padre, no? –preguntó haciéndole recordar lo que había estado hablando con sus amigas antes del inicio de la ceremonia – Pues, los chicos están esperándonos fuera, iremos a la casa de playa de Fernando – quien era pretendiente de Silvia hacía un par de meses – Y no te preocupes que ya hablé con tu abuela, solo hace falta que te despidas de ella – le indicó. Rose asintió y luego de ello se dirigió al jardín para despedirse de la señora, tal como Jorge le había señalado. Cuando Rose dio vuelta se encontró con la mirada de Johnny, que también se dirigía a la salida acompañado de Romina, ambos sonrieron al cruzar miradas pero continuaron su camino.
Rose subió al auto de Orlando donde ya le esperaba el resto del grupo y cuando por fin cerró la puerta del vehículo se enrumbaron a la casa que esperaba por ellos. Al llegar Marta no tardó en buscar el bar para sacar una botella de whisky a la cual era aficionada…
_ No deberías tomar demasiado – le dijo Anna quien estaba sentada frente a ella – No crees? – le preguntó a Orlando quien sujetaba su mano.
_ Sí hermanita – asintió él – No bebas porque tenemos que regresar.
_ Y por qué no le dicen lo mismo a Rose? – cuestionó Marta.
_ Porque ella está pasando un mal momento – respondió rápidamente Silvia.
_ Quizás deba hablar con ella – aprovechó Jorge haciendo un ademán de levantarse pero Fernando lo detuvo.
_ Claro que no – dijo él – Acaso crees que ella te confiará lo que le sucede? Es una de las chicas quien debe ir – añadió volteando a observar a Rose quien se había levantado abruptamente del comedor, copa en mano – Qué sucede, Rose?
_ Me voy – respondió ella tambaleante. Apenas se le podía entender lo que la joven decía entredientes.
_ No! – exclamó Jorge rotundamente caminando hacia ella – Si quieres ir a algún lado, yo te llevaré.
_ No? Dijiste que no? – cuestionó Rose dejando la copa sobre la mesa cercana – Estoy cansada de que me nieguen las cosas! Qué crees que necesito que me ayuden en todo? Tan incapaz parezco?
_ Estás algo ebria, Rose – contestó Silvia – No queremos que te suceda algo.
_ Tú vienes Marta? – dijo Rose haciendo caso omiso a lo dicho por su compañera.
_ Sabes que donde haya diversión estoy yo – respondió la muchacha tomando la botella y la copa – Vámonos! – exclamó acompañando a ello una carcajada. Los muchachos caminaron presurosos a ellas tratando de detenerlas pero todo resultaba vano. De forma inmediata, la única solución que acudió a la mente de Deziré fue llamar a Johnny así que luego de buscar el número del profesor en su celular, le llamó para contarle lo que estaba sucediendo para que le dijera cómo proceder con sus amigas pero él no se hizo esperar, rápidamente subió a su motocicleta llegando a la casa donde aún forcejeaban con sus alumnas.
_ Qué sucede aquí? – preguntó él bajando de su moto desconcertado ante el espectáculo que presenciaba.
_ Primito! – exclamó Marta con una amplia sonrisa a la vez que corría hacia él para abrazarlo fuertemente – Te nos vienes a unir, no?

[ Perdón por la tardanza deppras, prometo subir capítulos más seguidos si hay más "Lo leí" haha. Besotes!! ]

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por leer...

Gracias por leer...
Gracias a todas las que toman su tiempo y leen estas historias, de todo corazón. Y a las que colaboran para que este blog siga a flote. Por favor, deja un comentario :)