Mi profesor ~ Capítulo 26

Mi profesor 
Al salir de la oficina se dirigió al aula donde ya esperaba Johnny junto a sus demás compañeras. Todas sentadas en un círculo alrededor de él.
_ Que bueno que llegas – exclamó el profesor juntando sus manos – Estuve conversando con un amigo que es actor y me gustó la idea del taller de teatro. Aún está por verse si lo contratan aquí pero por el momento haremos algo, sí? – le explicó rápidamente – Necesito tu ayuda y la de Diana – pidió a lo que la otra muchacha se acercó fastidiada con el solo pensar que estaba cerca de su compañera. En realidad, ambas evitaban mirarse – Tú Diana crea una situación, y tú Rose continúas, entendido? – añadió apartándose de ambas. Las miradas de sus compañeras se posaron en ellas, peor aún cuando Diana empezó a hablar…
_ Rose, Rose hija; ayúdame, no me dejes por favor. Sálvame – decía susurrante y con tono sollozante mientras Rose hacía un flashback al momento en que se madre murió ahogada sin que ella lograse auxiliarla contando tan solo con siete años – Nunca te voy a perdonar, por qué me dejaste?
_ Eso sí no, Diana! – gritó Rose sujetando fuertemente del cuello a la muchacha que la miró fríamente – Con mi mamá, no – enfatizó procurando que las lágrimas no rodaran por su rostro – Porque no respondo! – añadió. Rápidamente Johnny las detuvo colocándose en medio de ambas.
_ Basta, se acabó el ejercicio – intervino apenado pues creía que él tenía la culpa de las lágrimas de su alumna – Marta, te quedas a cargo – indicó – Tú, acompáñame a mi oficina – le pidió susurrante a Rose que caminó junto a él mientras la sujetaba de la mano.
_ Eres una idiota! Cómo se te ocurre hacerle eso a Rose? – esgrimió Marta cuando ya se encontraban solas.
_ Yo solo hice lo que Johnny me pidió – respondió Diana en tono inocente.
_ Una cosa es que nos llevemos mal y otra que te quieras aprovechar de lo que mas le duele a mi amiga! – agregó Silvia.
_ No me interesa, sí?
_ La madre de Rose murió hace mucho…
_ A mí me interesa muy poco eso! – interrumpió Diana empezando a empujarse con Marta que continuó con eso hasta que Deziré intervino.
_ No te metas conmigo porque yo sí te parto la cara, me entendiste? – le gritó Diana.
_ Ni que estuviera manca – respondió Marta en tono enérgico mientras Anna trataba de calmarla. Mientras tanto, Rose ya se encontraba en la oficina de Johnny acompañada de él…
_ Sé que Diana fue hiriente al decir todo eso – respondió Johnny a una conversación que hacía minutos había iniciado con su alumna – Pero la que me importa eres tú. Esa escena fue el detonante de algo que guardas hace mucho.
_ Es que me hace mucha falta mi madre – respondió Rose sin ánimo de continuar callando ni mucho menos ocultar las lágrimas que empezaron a rodar por sus mejillas – Además, creo que ese es el motivo por el que tengo tantos problemas con mi papá. Desde que ella murió él quiso borrar todos sus recuerdos pero cada vez que nos veía obviamente se acordaba de ella.
_ Crees que tu padre te odia y no creo que sea así. Qué te parece si en un papel haces un análisis de cada cosa que te molesta para empezar a arreglar tus problemas? – la muchacha sonrió sintiéndose mas aliviada consigo mismo al haber hablado de lo que tanto le dolía.
_ Muchas gracias, Johnny. Gracias por escucharme y por comprenderme – se despidió ella besando suavemente la mejilla del profesor. Un dulce momento que empezaría a desvanecerse con los pensamientos de él al confirmarse que estaba enamorado de su alumna al hacer contacto con su piel.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por leer...

Gracias por leer...
Gracias a todas las que toman su tiempo y leen estas historias, de todo corazón. Y a las que colaboran para que este blog siga a flote. Por favor, deja un comentario :)