Mi profesor ~ Capítulo 30

Mi profesor 
_ Qué hacen ustedes aquí? – cuestionó Rose furiosa con la presencia de ellos.
_ Se me escapó – respondió Anna avergonzada – Es que se lo conté a Orlando y pues, él le dijo a los demás y…
_ Qué hace Johnny aquí? – preguntó Silvia sonriendo al ver llegar al profesor. Jorge golpeó su puño contra la pared al percatarse de la presencia de Johnny.
_ El me trajo – contestó Rose mirándose en complicidad con el profesor.
_ Ahora que estás aquí, supongo que te quedarás no? – preguntó Deziré entusiasta.
_ Ay sí! Vamos! Vamos! Que te den una habitación! – exclamó Marta tomando de la mano a su primo para llevarlo hasta la recepción sin que este se opusiera pero en aquel momento, Jorge se detuvo frente a ellos.
_ Llegó el profesor! Pero qué sorpresa. No te esperábamos – hizo una pausa con sonrisa burlona – Realmente no te esperábamos – enfatizó claramente celoso.
_ Tampoco los esperábamos a ustedes y aquí están – lo defendió Rose al ver que Johnny estaba incómodo con los comentarios del muchacho.
_ Tienes toda la razón, amor – respondió Jorge – Pero qué? Tu novia no vino? – continuó dirigiéndose a Johnny.
_ Romina ya no es mi novia y sería muy extraño que tres personas entraran en una motocicleta – contestó Johnny con sonrisa irónica a lo que los demás rieron, dejando en ridículo a Jorge.
_ Bueno! Sigamos sí? Pide una habitación – intervino Marta tomando nuevamente a Johnny de la mano para dirigirlo a la recepción. El profesor se fue con ella mientras Orlando aprovechaba para exigirle a Jorge que terminara con aquellos comentarios tan ofensivos, es mas, le exigió que le agradeciera el haber llevado a Rose pero claro, él se negó y aunque prometió dejar de molestar a Johnny, cuando este había regresado continuó comportándose igual pero siempre el profesor sabía como hacer quedar en ridículo al muchacho. Aquellas horas que pasaron en la piscina al compás de baladas y teniendo como testigo a la luna fue el momento propicio para que las parejas allí terminaran de enlazarse así que, ni Marta ni Deziré terminaron desilusionadas pues aquella misma noche Daniel y Hugo habían aprovechado para pedirles que fueran sus novias mientras que Silvia y Anna reafirmaban el amor que sentían por Fernando y Orlando. Fue sobretodo la penúltima pareja la que se sentía más comprometida, pues tomando en cuenta el calor y la oscuridad en la habitación de las chicas no habían tardado mucho en dirigirse a ella por propuesta de Fernando quien no presentía que Rose y Marta habían escuchado su conversación donde ambos se prometían que aquella noche serían una “verdadera pareja”…
_ Hey! Qué pasa aquí? – gritó Deziré que también llegaba con ellas a lo que ambos se separaron abruptamente totalmente avergonzados pues Silvia llevaba puesto unos pijamas muy cortos que le dejaban poco que imaginar a Fernando. Este se levantó de la cama para entregarle su bata.
_ A dónde vas chiquito? Siéntate ahí – exclamó Marta a lo que Fernando obedeció sentándose junto a Silvia que observaba apenada a sus amigas.
_ Y no nos vengan con cuentos porque yo escuché claramente lo de su “noche de amor” – indicó Rose en tono burlón.
_ Bueno! Pero ahora solo nos besábamos – se defendió Silvia.
_ Oye pero si era su “noche de amor”, qué tiene de malo? – preguntó Marta.
_ Es lo que yo digo! – exclamó Fernando sintiéndose apoyado.
_ Pues sí pero, si iba a pasar lo que iba a pasar por lo menos no la friegues pues Fernando - respondió Rose – Cómo en un hotel? Merece algo mejor, no? – bromeó ella.
_ Parece que lo tenían todo bien planeado, eh! – exclamó Deziré.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por leer...

Gracias por leer...
Gracias a todas las que toman su tiempo y leen estas historias, de todo corazón. Y a las que colaboran para que este blog siga a flote. Por favor, deja un comentario :)