Mi profesor ~ Capítulo 36

Mi profesor 
_ No, no – respondió Romina con delicadeza – Yo ya me voy, no quiero interrumpir a Johnny en su trabajo – añadió abrazando el rostro del profesor con sus manos para besar suavemente su mejilla durante largos segundos – Nos vemos. Con permiso, Rose – se despidió pasando junto a ella con una sonrisa fingida.
_ Lo que acabas de ver no era…
_ No me importa – interrumpió Rose – Lo único que vine a decirte es que…anoche Anna intentó suicidarse – concluyó la muchacha consternada por lo sucedido. Johnny quedó perplejo por lo recién oído y, luego de un largo momento en silencio se dirigió a la habitación de la muchacha que se mostró dolida ante su propia situación…
_ Qué sucedió, Anna? – preguntó Johnny sentándose junto a ella a la vez que sujetaba su mano.
_ Que no te das cuenta? Yo ya no puedo hacer nada, me tienen que ayudar a bajar las escaleras, acostarme, levantarme…me ayudan a hacer todo! – gritó presa de la impotencia – No valgo nada – continuó sollozante – Yo ya no quiero vivir.
_ No pretendo minimizar lo que te sucede pero recuerda que no solo eres un cuerpo, por qué no tratas rescatar a esa Anna dentro de ti? A esa Anna que es capaz de hacer muchas cosas.
_ Como qué? – cuestionó ella.
_ Como escribir, pintar…
_ Lo que yo quería era bailar! – interrumpió la muchacha – Y ya no puedo hacer eso.
_ No puedes asegurarlo si no intentas la rehabilitación.
_ Que fácil es decirlo! – exclamó Anna en tono irónico.
_ Anna, tú crees que eres la primera persona a la que le sucede algo así? A muchos les ha sucedido, lo han intentado y lo han logrado, por qué tú no? Elige ser feliz a pesar de las circunstancias. Eso solo depende de ti, sí? – dijo él limpiando las lágrimas de la muchacha – A ver, una sonrisa para el profesor – bromeó a lo que la muchacha sonrió inclinándose para abrazar al profesor que respondió de la misma manera. Minutos después este salía de la habitación de la joven para dirigirse al aula donde iniciaba la clase con media hora de retrazo. Al culminar, le pidió a Rose que le ayudara con los trabajos que las chicas le habían entregado, ella aceptó pues sabía que debían conversar…
_ Quería decirte que – empezó a hablar Johnny cerrando la puerta de su oficina mientras Rose dejaba los trabajos sobre la mesa – Lo que viste esta mañana con Romina…no fue nada malo, ella solo vino a conversar conmigo y…
_ Está bien – le interrumpió Rose esbozando una sonrisa – No tienes que darme explicaciones. Confío en ti.
_ Nada mas? No habrá quejas o algo por el estilo? – preguntó extrañado.
_ Ahora estás conmigo – respondió la muchacha – Ya no con Romina pero…-Rose hizo una pausa al ver la expresión en el rostro del profesor – Eso no es todo, verdad? Qué sucede, Johnny?
_ Rose, tú realmente me quieres?
_ Claro que sí – contestó la muchacha caminando hacia él para abrazarlo – Cómo me preguntas eso?
_ A ver, Rose – continuó Johnny apartándose de ella – Ya terminaste con Jorge? – preguntó a lo que la muchacha quedó en silencio – Yo quiero que seas mía, solo para mí – enfatizó – Quiero que todos sepan que estamos juntos. Ya no me importa nada, solo tú – concluyó abrazando las manos de la alumna quien no dudó en besarlo – A dónde vas? – preguntó cuando Rose se apartó abruptamente de él para dirigirse a la salida.
_ A terminar con Jorge – respondió antes de cerrar la puerta a sus espaldas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por leer...

Gracias por leer...
Gracias a todas las que toman su tiempo y leen estas historias, de todo corazón. Y a las que colaboran para que este blog siga a flote. Por favor, deja un comentario :)